Flujo de caja proyectado: ¿Cómo elaborarlos?

Flujo de caja proyectado: ¿Cómo elaborarlos?

Te preguntarás cómo elaborar un flujo de caja proyectado que te permita monitorear la liquidez personal o de tu negocio, lo primero es que sepas que es una herramienta de gran utilidad para observar cómo se comportan los ingresos y egresos durante un tiempo determinado.

El flujo de caja se expresa en “efectivo” real que ha ingresado y salido de la caja. En función a ello analizar y tomar decisiones para mejorar su estado, así que el flujo de caja te permite:

  • Determinar si puedes pagar tus deudas.
  • Saber si puedes y cuanto disponer para realizar inversiones.
  • Cuanto puedes destinar a comprar de mercancías.
  • Si necesitas financiamiento para operar tu negocio.
  • Analizar y anticiparse a eventos que provoquen caer en insolvencia económica.

Sabiendo la importancia del Flujo de Caja, te mencionaremos 7 sencillos pasos para que prepares un flujo de caja proyectado como todo un Tesorero experto.

Flujo de caja

1. Determina el saldo inicial o punto de partida del flujo

El punto de partida de un flujo de caja proyectado es calcular el saldo inicial disponible de tu negocio, para calcularlo tomas todas tus cuentas bancarias y sumas los saldos finales de cada una de ellas, así determinas el saldo inicial del flujo de caja que proyectarás.

Flujo de caja

2. Proyecta los ingresos del periodo

Una vez que ya conoces el saldo inicial del periodo a proyectar, determinarás como ingresarán las cobranzas de tu negocio, para ello puedes estimarlas según la información histórica de los últimos meses (si tu negocio tiene un comportamiento recurrente, es la mejor manera de proyectar), también podrías tomar el auxiliar de cuentas por cobrar al momento en que estas preparando el flujo de caja y estimar los ingresos de las facturas pendientes de cobro según su vencimiento (es frecuente realizarlo así en los negocios que venden a crédito).

Flujo de caja

3. Proyecta los egresos del periodo

Ya tienes lista la estimación de los ingresos, ahora hace falta incluir en el flujo de caja proyectado el movimiento del pago de los compromisos, para ello puedes establecer varios rubros, puedes clasificarlos en Proveedores, Servicios, Empleados, Publicidad y Mercadeo, Impuestos, Inversiones, entre otras. Es importante que establezcas los rubros más importantes que determinen la estructura de egresos de tu negocio y reflejen las partidas más relevantes.

Para estimar los montos toma como referencia lo pagado en meses anteriores (para el caso de negocios de comportamiento recurrente o estructuras de costos fijas), en el caso de que sea un negocio de estructura variable, debes tomar en cuenta las premisas para calcular cada rubro, por ejemplo, en el caso de que la plantilla de personal varíe todos los meses según la producción estimada, debes calcular el estimado que pagarás al personal en cada mes, también es frecuente calcular ratios o relaciones en función de las ventas así puedes calcular los egresos en función de la proporción con respecto a las ventas.

Importante que recuerdes que el flujo de caja muestra el movimiento del efectivo real que ingresa en caja, por lo cual las estimaciones se realizan con la misma visión, determina en cada mes lo que efectivamente pagarás en cada concepto, así podrás determinar con mayor certeza la liquidez de tu negocio.

Flujo de caja

4. Determina el saldo operativo

Resulta que ni siquiera necesitas reírte a carcajadas para experimentar estos beneficios para la salud física y mental. El simple acto de sonreír puede cambiar su estado de ánimo de negativo a positivo. Para aprovechar algunos de los increíbles poderes de la sonrisa, todo lo que tienes que hacer es sonreír más. Dado que sonreír es contagioso, intente pasar más tiempo con otras personas que sonríen a menudo. También puedes mirar intencionalmente algo divertido o hacer algo tonto como jugar un juego de charadas o saltar en un trampolín 

5.   Proyecta las inversiones

Si has pensado en realizar alguna inversión con capital propio de la empresa, en este momento puedes determinarlo e incluirlo en la proyección del flujo de caja. En esta fase es importante que determines en el mes donde genera suficiente saldo operativo y coloca el monto que estimas para realizar las inversiones o si por el contrario solicitarás un crédito para realizar una inversión en particular, colócalo en el mes donde estimas solicitar el crédito para luego destinarlo a la inversión.

Flujo de caja

6.   Estima los costos financieros, pago de deudas y/o nuevos créditos bancarios

Ahora es el momento de que proyectes los egresos relacionados a pago de compromisos con las instituciones financieras. La fuente de información más importante en el caso de las amortizaciones y pagos de intereses son las tablas de amortización de los préstamos que hayas solicitado, allí podrás determinar el monto de los intereses y cuotas a pagar.

En este rubro coloca todos los pagos que estimas realizar por intereses sobre préstamos, abono o amortizaciones a las deudas con los bancos. Recuerda siempre estimar los intereses y cuotas a pagar de las nuevas deudas que proyectes solicitar, así al incluirlas en el flujo de caja proyectado está considerando el cumplimiento de los compromisos que estimas asumir próximamente.

Flujo de caja

7. Calcula el saldo final del flujo de caja

Hasta el momento hemos calculado el saldo operativo, que se determina de la diferencia entre los ingresos y egresos y luego hemos proyectado las inversiones, los costos de financiamiento y la deuda neta (Nuevas deudas menos amortizaciones).

Ahora debes calcular el saldo final de cada mes, el cual te permitirá determinar si el movimiento de la liquidez de tu negocio genera saldos deficitarios o por el contrario genera excedentes lo que te permitirá analizar y revisar si debes tomar alguna decisión para mejorar o aprovechar estos saldos.

Para calcular el saldo final solo debes tomar el saldo inicial, sumarlo al saldo operativo y restar las partidas de Inversiones, Costo de financiamiento y Deuda Neta. Luego el saldo final que calcules del primer mes lo colocas como saldo inicial del próximo mes y así sucesivamente.

Flujo de caja

Con esta información llega el momento de tomar decisiones tales como:

Si son saldos deficitarios; puedes estimar tomar nuevas deudas, solicitar financiamiento a proveedores, diferir pagos que puedan ser negociados, reformular la estrategia de ventas, entre otras.

En el caso de generar excedentes de caja, podrás tomar decisiones vinculadas a realizar colocaciones en instrumentos bancarios que generen rentabilidad, pago de dividendo a accionistas, realizar inversiones en nuevos proyectos, inversión en ampliar la planta de producción, entre otras.

Esperamos que te sea de mucha utilidad estos 7 pasos para que prepares el flujo de caja proyectado personal o de tu negocio, recuerda que esta herramienta te permitirá tomar decisiones anticipadas en función del comportamiento de la liquidez de tu negocio.

Te recomendamos leer:

Comments