Inbound Recruiting

¿Qué es Inbound Recruiting?

Todo en el mundo está cambiando, la forma que conocíamos para hacer las cosas día a día cambia y se transforma. El Inbound Recruiting esta tomando cada día más fuerza

Hoy pedimos comida, medicinas o hasta hacemos un mercado completo sólo usando el teléfono y en cuestión de un breve tiempo lo tenemos en la puerta de nuestro hogares.

Ya no visitamos tan a menudo amistades, ahora hacemos videollamadas o incluso no asistimos a salones de clase para capacitarnos porque podemos hacerlo en pijama en nuestra cama a través de plataformas de capacitación e-learning como G-Talent

Lo mismo pasa en la vida laboral, anteriormente era impensable que pudiéramos alcanzar objetivos empresariales haciendo el trabajo desde casa, ahora tendencias como el teletrabajo, home office o smart working son utilizadas por la mayoría de las empresas alrededor del mundo.

Pero, aunque todo esto cambia y se innova continuamente algo ocurre en la forma de reclutar que pareciera permanecer estática en gran parte de las corporaciones. Sin embargo, en los últimos tiempos las empresas se han visto poco a poco forzadas a competir por atraer y “enamorar” al mejor talento.

Crear un vínculo emocional (y por eso decimos enamorar y no retener) se ha convertido en un elemento clave para que los empleados se sientan comprometidos con el alcance de los objetivos empresariales ya que debido a este “enamoramiento” se crea una sensación de que ya no se trata sólo de objetivos o metas empresariales, se vuelven personales, si la empresa está bien yo me siento bien, tal cual una relación sentimental con otro ser humano.

Para realizar o más bien poner en práctica un Inbound Recruiting en nuestra organización lo primero que tenemos que pensar es en como vamos con nuestro Employer Branding o Branding Corporativo:
  • ¿Qué valor tiene nuestra marca en el mercado? 
  • ¿Cómo nos están percibiendo nuestros clientes y empleados actuales? 
  • ¿Por qué consideramos que a las personas les gustaría trabajar con nosotros?. 

Debemos definir muy bien nuestra marca como empresa, como queremos ser reconocidos por nuestros clientes y empleados actuales y también futuros.

Una vez tengamos claro cuáles son esas ventajas competitivas que ofrecemos al mercado podemos sacar provecho de ellas y usarlas en nuestro plan de Inbound Recruiting.

El Inbound Recruiting se puede definir como una innovadora metodología de reclutamiento centrada en el candidato, que ayuda a las empresas a atraer el talento adecuado, a enamorarlo durante el proceso de selección y a contratar de forma más rápida.

El ciclo del Inbound Recruiting es muy semejante al de atracción de nuevos cliente para Marketing, se trata de:

FUNNEL_INBOUND_JAN2017-02.jpg

Estas 4 fases por las cuales va atravesando el talento a lo largo del cliclo de Inbound Recruiting lo va preparando para el “enamoramiento”

Esta es una metodología que permite crear una máquina de recibir candidatos cualificados continua, independientemente de si hay ofertas activas o no en ese momento.

En cada una de las fases necesitarás diferentes herramientas que te ayudarán a hacer del proceso de selección una experiencia inolvidable para el candidato y lo más importante, te permitirán ser mucho más eficiente, productivo y te ayudarán a llevar tu marca empleadora al estrellato.


Aquí citamos unas breves definiciones y ejemplos por fase:

Atraer: consiste en atraer tráfico a tu página de empleo y a tus ofertas. Pero no cualquier tráfico, el tráfico adecuado, el que será la mejor elección en un futuro.

 Es decir tu candidato ideal: a ellos dirigirás todo tu esfuerzo de reclutamiento. 

Crea contenido fácil de encontrar, que aporte valor y que comunique cómo es trabajar en tu empresa, para atraer a los candidatos perfectos.

En esta fase entran en acción revisiones de nuestro:

Employer Branding: Del mismo modo que te preocupas en cuidar la percepción que el cliente potencial tiene de tu empresa, deberías tener en cuenta la imagen que transmites a tus empleados y a profesionales en general. Para desarrollar tu Employer Branding deberás definir tu cultura de empresa y alimentarla, descubrir qué es lo que quiere el talento, elaborar tu propuesta de valor y difundirla para atraer a los candidatos adecuados.

Página de empleo: el Inbound Recruitment comienza en la página de empleo de tu web. Igual que tienes una página web para vender tu producto, necesitas una página de empleo para vender tu proyecto y empresa al candidato ideal. Tu página de empleo será el centro de tu reclutamiento. Optimízala con contenido explicando cómo es trabajar allí, los valores que te definen, testimoniales de empleados felices, fotos, vídeos y todo lo que consideres para convencer a los candidatos de que a tus ofertas es la mejor decisión que podrían tomar.

Redes sociales: Tus candidatos potenciales pasan la mayor parte de su tiempo en las redes sociales. Comparte contenido e información relevante sobre cómo es trabajar en tu empresa y sobre tus ofertas de empleo en las redes sociales. Conecta con posibles candidatos y humaniza tu marca. ¡Quizá entre tus seguidores se encuentra el empleado ideal!

Difusión multicanal: Da más difusión de tus ofertas en canales específicos de empleo, que van más allá de los portales convencionales. Los agregadores de empleo, portales verticales y universidades te ayudan a hacer llegar tus ofertas de empleo a muchos más candidatos de los que llegan de los portales tradicionales. Aprovéchalos para que viralicen tus ofertas.


Convertir: una vez has atraído al talento adecuado a tus ofertas de empleo, el siguiente paso es convertir estas visitas en candidatos. Para conseguirlo, tienes que convencerlos y ponérselo fácil para inscribirse a tus posiciones. 

Algunas de las herramientas para convertir las visitas en candidatos son:

Ofertas de empleo: Cuando alguien aterriza en tu oferta de empleo, tiene que encontrar una página atractiva, que le explique exactamente cómo será el puesto de trabajo y le convenza de entrar en el proceso de selección.

Cuáles son los requerimientos para encajar en la posición, qué funciones deberá realizar y cuáles son los beneficios de tu compañía.

Complementa toda esta información con imágenes y vídeos que muestren mejor aún cómo es la vida en tu empresa.

Formularios: Un 48% de los candidatos que van a inscribirse a una oferta se retiran por los formularios complicados de los ATS (dato de Potentialpark).

Es esencial que los candidatos lo tengan fácil y puedan rellenar los formularios rápidamente, que sean sencillos y que tengan opción de usar sus redes sociales para la inscripción.

Móvil: El 44% de los candidatos aplican a ofertas vía móvil (Glassdoor). Mantén a todos estos candidatos en el proceso de inscripción con ofertas de empleo responsive y formularios que se puedan completar vía móvil.

Si el candidato busca trabajo a través del smartphone, tienes que ponérselo fácil para apuntarse a las ofertas cuanto más rápido y cómodo, mejor.

Recepción de candidatos: Con la multitud de canales efectivos que te irán aportando candidatos, es imprescindible que puedas recibirlos directamente a tus procesos de selección para generar una base de datos centralizada a través de la que puedas interactuar de distintos modos con cada candidato en un solo sitio.


Contratar: una vez has atraído al mejor talento y lo has convertido en candidato, necesitas cerrar el proceso de selección y convertir a los mejores en empleados, es decir contratarlos, mediante una rápida gestión de su candidatura y una comunicación constante y personalizada. ¿Cómo puedes conseguirlo? Un software de reclutamiento te ayudará a automatizar toda esta parte para que te centres en lo que tiene realmente valor. 

Para cerrar los candidatos proponemos las siguientes herramientas:

Talent Relationship Management: Te permite gestionar todos los procesos de selección en un solo sitio para contactar a los candidatos más rápido. Los candidatos son como los clientes. Están interesados en trabajar contigo en el momento en que se inscriben a tu oferta. Si les contactas al cabo de una semana, puede que no estén disponibles.

Emails automáticos de respuesta: Envía mensajes personalizados a todos tus candidatos informándoles de cómo avanzan en el proceso de selección. Conseguirás que te tengan presente y vivan una experiencia positiva contigo, con tu empresa y con tus procesos de selección.

Base de datos de candidatos: Busca entre todo el talento que has conseguido atraer en tu base de datos mediante filtros y palabras clave para encontrar a los candidatos que buscas según cada momento y necesidad. Una nueva vacante no implica empezar de nuevo: tienes candidatos que quieren trabajar en tu empresa esperando nuevas ofertas, sólo tienes que hacérselas llegar.

Informes: ¿Cómo sabes qué canales atraen a los mejores candidatos o a las personas que has contratado? Analiza el éxito de tus acciones de reclutamiento y canales para captar talento y determina qué áreas necesitas optimizar para un mejor resultado en un futuro y cuáles debes potenciar porque estás consiguiendo buenos candidatos.

Enamorar: enamora a los candidatos y empleados en cada una de las partes del proceso de selección para que promocionen tu empresa por ti. Si el candidato ha vivido una excelente experiencia durante todo el proceso de selección, aunque no lo contrates, se convertirá en fiel promotor de tu empresa y va a recomendarte a sus contactos. 

Las herramientas para conseguir esto son:

Experiencia del candidato: Trata durante todo el proceso a los candidatos como si ya fueran trabajadores de la empresa y conseguirás que, tanto los que se han quedado por el camino como los que has contratado, te recomienden y te refieran otros candidatos.

Referidos: todo el mundo sabe que los referidos son una excelente fuente de talento. Para que este talento fluya, los trabajadores de tu empresa deben conocer las ofertas que hay disponibles y tener una forma muy fácil de compartir estas ofertas con sus contactos. Crea un plan de referidos para asegurarte un flujo constante de candidatos cualificados.

Encuestas: Saber lo que opinan tus empleados y candidatos te ayudará a mejorar tus procesos de selección y en consecuencia, a atraer y enamorar a los candidatos adecuados.


Tomando en consideración estos conceptos y ejemplos tenemos plena seguridad que serás capaz de comenzar a implementar un proceso de Inbound Recruiting eficaz y con excelentes resultados para tu empresa. 

La vida es evolución y quién no evoluciona está destinado a desaparecer

Aprende con nuestros cursos asociados al área: https://www.g-talent.net/categorias/

Comments