Trabajar sin jefes

Trabajar sin Jefes

Son más y más las empresas que están cambiando las estructuras tradicionales de jerarquías por esquemas más colaborativos entre los empleados que integran la organización; lo que se conoce hoy en día como “trabajar sin jefes”.

De este modo es normal que los puestos de “Jefes” vayan poco a poco modificándose o incluso quedando en el pasado, porque si cada trabajador entrega su valor a la organización, está comprometido con el alcance de los objetivos, tiene horarios flexibles, entre otros, entonces, ¿qué papel juega la figura de “jefe” que de cierta manera sería el encargado de velar ese cumplimiento? 

¿Cómo funciona esta tendencia?

Se basa en un sistema cooperativista, en el que los trabajadores establecen su propio salario y sus propios horarios, la toma de decisiones se divide en grupos, incluyendo, los despidos, que la mayoría de las veces son en buenos términos.

Igualmente, los empleados son los que deciden sobre los directivos, no hay oficinas ni secretarias, de manera que existe una total transparencia: todos saben lo que hacen los demás.

Manejan sus propias vacaciones con los demás compañeros, adaptándose para cubrir los puestos y que no permanezcan desatendidos durante ese tiempo.

Trabajar sin jefes

Al comienzo, esta tendencia fue aplicada por muchas empresas que trabajaban bajo un esquema tradicional de jerarquías y decidieron hacer un cambio.

Pero este sistema no es para todo el mundo. Los empleados tienen que creer en esta forma de trabajo y adaptarse, ya que de lo contrario, deciden renunciar a la empresa.

Los procesos de reclutamiento son colectivos y para que una persona forme parte de la organización tiene que acoplarse a todo el sistema.

Un candidato puede esperar hasta tres meses para estar completamente seleccionado e integrado al sistema, ya que primero deben asegurarse que lo entiendes y eres capaz de dominarlo.

Como todo sistema, éste tendrá sus seguidores así como sus detractores, ya que habrán personas que no acepten trabajar bajo dichos valores.

Lo indiscutiblemente cierto es que se está perfilando como un nuevo sistema que permita modificar el método de trabajo tradicional.

Esta tendencia asegura que consigue que los empleados acudan al trabajo con una actitud más positiva creando un clima de igualdad en el trabajo y en la toma de decisiones.

Trabajar sin jefes

Te recomendamos leer:

Smart Working

Tres herramientas digitales para emprendedores

Comments